www.capitaledomex.com.mx

Jueves 24 de Junio 2021

Top 5 tips para mantenerte hidratado en la oficina

 

Mantener el cuerpo hidratado en el trabajo es bueno para tu salud y mejora el rendimiento laboral. Además ayuda a tener mejor energía y por lo tanto, a lograr tus objetivos. Conoce estos tips para mantenerte hidratado, siéntete más saludable y aumenta tu productividad. ¿Cuánta agua hay que beber? Durante el transcurso de un día, […]


Mantener el cuerpo hidratado en el trabajo es bueno para tu salud y mejora el rendimiento laboral. Además ayuda a tener mejor energía y por lo tanto, a lograr tus objetivos. Conoce estos tips para mantenerte hidratado, siéntete más saludable y aumenta tu productividad.

¿Cuánta agua hay que beber?

Durante el transcurso de un día, se pierden en promedio entre 2 y 3 litros de líquido a través de la transpiración, la micción, la respiración y otras funciones. Esta cantidad puede aumentar significativamente en función de tu nivel de actividad física y condiciones laborales específicas.

Aunque no hay un número preciso sobre la cantidad de agua que se debería consumir por día, numerosos estudios aseguran que esa cifra no tendría que ser menor a los 2 litros de agua al día. Esto depende del nivel de actividad física y las medidas de cada persona.

¿Cómo saber si te encuentras deshidratado?

Para evitar cualquier complicación de salud y sentirte saludable es importante que reconozcas las señales que te da tu cuerpo alertando a que, probablemente, te encuentres deshidratando.

Cuando estás deshidratado, incluso levemente, puedes desarrollar dolor de cabeza, sentirte fatigado y tener dificultad para concentrarte y prestar atención.

Recuerda: mantenerte hidratado en el trabajo es una prioridad pues tendrás la energía física y mental que necesitas para pasar el día.

¿Cómo mantenerte hidratado en la oficina?

  1. Consume alimentos hidratantes. Si bien beber agua es la forma más eficaz de mantenerse hidratado, es posible obtener hasta el 20 por ciento de tus necesidades diarias de agua de los alimentos que consumes. Por ejemplo, la lechuga en la ensalada que pides en el almuerzo contiene un 95 por ciento de agua, también las frutas frescas como cítricos, sandía o melón.

  1. Ten siempre agua a la mano. En muchas ocasiones no bebemos suficiente cantidad de agua por flojera de pararnos de nuestro lugar o salir a comprar agua. Instalar un filtro de agua te permititrá beber agua directamente del grifo, además de mejorar la calidad del agua y neutralizar su sabor.

  1. Utiliza incentivos y recordatorios. Si en tu trabajo te olvidas de ir al dispensador de agua descarga alguna aplicación gratuita para que constantemente te recuerde que tienes que beber más agua.

  1. Evita las bebidas azucaradas. Si bien los refrescos pueden parecer refrescantes, no ayudan en tu hidratación. En su lugar consume té, aguas simple o agrega unas gotas de jugo de limón o naranja para darle sabor.

  1. Compra una botella de agua reutilizable. Tener tu propio termo o botella reutilizable puede marcar la diferencia. Si es atractiva y divertida, será más probable que la uses y aumentes tu ingesta diaria de agua. Busca un modelo que sea duradero y de materiales como acero inoxidable o plástico sin BPA. Rellénala con agua y recomienda en tu oficina que se instale un purificador de agua, para que todos puedan tener acceso a agua fresca sin salir del lugar de trabajo.

Estos consejos te ayudarán a mantener el cuerpo más hidratado durante las horas de oficina.