www.capitaledomex.com.mx

Martes 27 de Julio 2021

Donde depositar las cenizas de tus difuntos (tras la nueva orden del Vaticano)

w-full h-auto eagerload wp-post-image
 

Los lugares para el eterno descanso de las personas que deciden ser cremadas se reducen ahora a dos: iglesia o cementerio


Ahora que la Iglesia Católica ya no permitirá que conservemos en casa las cenizas de nuestros difuntos, dividirlas entre familiares, convertirlas en joyas o esparcirlas en la naturaleza (agua, tierra y aire), muchos comenzarán a pensar qué hacer para que nuestros seres queridos que ya no están tengan un digno y eterno descanso.

Si bien no prohibieron la cremación, ya que esta medida a veces es necesaria cuando alguien muere, las opciones se reducen quizás a: 1. Dejar las cenizas al interior de una iglesia; o, 2. depositarlas en un cementerio.

 

¿Y en cuánto sale comprar un espacio en una iglesia?

El costo por un nicho con capacidad para cuatro urnas varía entre los 3 mil y los 15 mil pesos. Todo depende de la zona donde se ubique el santuario y la temporalidad del contrato, pues la mayoría sólo lo ofrecen por 30 años. Además, hay que pagar mantenimiento, generalmente anual, así que súmale en promedio mil pesos más.

mausoleum_nichos_iglesias_principal

Pero, para poder depositar las cenizas de tu ser querido en un nicho, debes comprar una urna… También hay de diferentes precios (todo depende del material con que esté realizada: mármol, madera o bronce). En promedio, una urna cuesta entre 4 mil y 18 mil pesos.

Eso, sin agregar el servicio funerario previo, que ronda entre los 7 mil y los 26 mil pesos.

 

¿Y si quiero descansar en un panteón?

Algunos cementerios ofrecen servicios de criptas o nichos también. Sin embargo, los panteones ofrecen el paquete completo (generalmente para cuatro personas), es decir, servicio funerario y la opción de inhumación o cremación.

Los precios, sin embargo, también dependen de la ubicación del cementerio, pero en promedio los costos van de los 90 mil a los 130 mil pesos si la opción es la cremación.

images

 

¿Y las urnas biodegradables entran en la prohibición del Vaticano?

Sí. Si tu última voluntad era darle vida a un árbol, al menos si eres católico, ya no podrás hacerlo. La orden de la Iglesia es más que clara: tus cenizas sólo podrán reposar en un lugar santo, un templo o un cementerio.