Capital Edo Méx
WWW.CAPITALEDOMEX.COM.MX
Viernes 03 de Abril 2020
UnidadInvestigación
| | |

Producir alimento cada día es más díficil: especialista

Alimento. Foto: Especial

Alimento. Foto: Especial

21 de Febrero 2018
No se valora el costo de llevar comida a la mesa

Al no existir una conciencia del trabajo y el esfuerzo que se requiere para producir y llevar hasta la mesa los alimentos, es sólo una de razones por lo que miles de toneladas de productos terminan en la basura, señalaó María Azucena Tapia Alarcón, quien es ingeniera agrónoma, por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), a través del Estudios “Pérdidas y Desperdicio de Alimentos en el Mundo” sugieren que alrededor de un tercio de la producción de los alimentos destinados al consumo humano se pierde o desperdicia en todo el mundo, lo que equivale a aproximadamente mil 300 millones de toneladas al año.

La organización señala que lo anterior significa obligatoriamente que cantidades enormes de los recursos destinados a la producción de alimentos se utilizan en vano y que las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por la producción de alimentos que se pierden o desperdician también son emisiones en vano.

Tapia Alarcón, quien es especialista en producción Agrícola y Pecuaria, manifestó que son varios los factores por los cuales miles de toneladas de alimentos no son aprovechados, ya sea como nutrientes para las personas o como compostas, ya que generalmente terminan en la basura.

Normalmentela mayoría de las personas tienen la facilidad de ir al supermercado o de abrir el refrigerador y disponer de los alimentos, de una forma relativamente sencilla, sin saber el trabajo y esfuerzo que se requiere para producirlos y llevarlos hasta las mesas de las familias.

Esa falta de conciencia hace que un número importante de personas no aproveche 100 por ciento los alimentos, ya sea que deje platos a medias, que algunos se descompongan al no ser cocinados y que terminen en la basura, al no existir una cultura de separación de residuos, que de existir permitiría aprovecharlos.

La especialista describe que otro factor que propicia el desperdicio de los alimentos, es la formación actual de las personas, ya que en el hogar se permite a los hijos dejar de lado los alimentos que no son de su agrado, por lo que es común que en un plato, o se dejan las verduras y en otros casos se desprecia la carne.

Tapia Alarcón refiere que comportamientos actuales de la sociedad, como el hecho de que ambos padres laboren, tengan un desarrollo profesional a la par, ha propiciado que en los hogares ya no se cocinen alimentos diversos, sino que se recurra a productos de fácil cocción, principalmente los fritos o envasados.

El desperdicio de alimentos, indica la especialista, se podría contrarrestar, si las personas fueran conscientes, del esfuerzo que implica su producción y también si pudieran cuantificar las pérdidas económicas que tienen para su gasto familiar.

Alimentación, salud y economía

Actualmente el gasto de una familia promedio se destina, principalmente, a cubrir necesidades básicas, como la alimentación, la cual no se puedeomitir o restringir, señaló Aldo Vigueras García, académico y economista por la UNAM.

La alimentación, no es sólo un tema de nutrición, sino que está vinculado a la salud, así como a cuestiones económicas, ya que una mala alimentación, puede repercutir en la pérdida de la salud y en afectaciones al gasto familiar.

El poder adquisitivo de las familias se ha perdido, señaló, ante situaciones como la inflación de seis por ciento en 2017, que fue considerable, con un nivel de salarios que no se elevó a la misma taza.

A pesar de estas condiciones, el especialista manifestó que en el caso de la alimentación habrá productos que se seguirán consumiendo, independientemente del precio, como la tortilla y el huevo, que son básicos en la dieta del mexicano.

Señaló que existe un fenómeno muy presente entre la sociedad, que al buscar ahorrar suele comprar productos de mala calidad o se consumen alimentos chatarra que, a la larga, será contraproducente, ya que las personas tendrán que gastar en doctores y medicamentos por los padecimientos que deriven de no alimentarse adecuadamente.

El gasto en alimentación es algo que no se debe de restringir, no es que se tengan que ir a restaurantes caros, sino consumir alimentos de buena calidad, ya que de no hacerlo es algo que repercute en la salud y en la economía de las familias.

Encuentra más notas sobre