www.capitaledomex.com.mx

Viernes 23 de Julio 2021

Morenistas exigen democracia interna, sin “dados cargados”

 

Consejeros estatales de Morena coinciden en señalar que la elección del nuevo dirigente en el Estado de México es urgente, y el proceso interno debe ser democrático y sin “dados cargados”. Lo anterior fue señalado por Ericka Carreño Coody y por Ray Almaraz, quienes además de ser consejeros estatales morenistas, encabezan a un grupo de […]


Consejeros estatales de Morena coinciden en señalar que la elección del nuevo dirigente en el Estado de México es urgente, y el proceso interno debe ser democrático y sin “dados cargados”.

Lo anterior fue señalado por Ericka Carreño Coody y por Ray Almaraz, quienes además de ser consejeros estatales morenistas, encabezan a un grupo de líderes de este movimiento en diversos municipios.

Entrevistados por CAPITAL EDOMEX, ambos rechazaron dar nombres de quiénes podrían ocupar la dirigencia del Comité Directivo Estatal del Movimiento de Regeneración Nacional.

Sin embargo, precisaron, que el nuevo presidente de Morena en la entidad mexiquense debe ser incluyente y no obedecer a algunas de las cúpulas de este partido, en especial al Grupo de Acción Política (GAP) que encabeza el senador Higinio Martínez.

Coincidieron en apuntar que antes de renovar a la dirigencia estatal, deben conformarse las de Morena a nivel municipal.

En estos momentos hay poco menos de 400 consejeros estatales. De los 410 que había originalmente, han fallecido algunos y otros migraron a partidos distintos, además, se requiere abrir la afiliación de militantes, apuntaron.

Esta reestructuración debe ser a la brevedad posible, antes de noviembre próximo, que es cuando se renovará este partido a nivel nacional, consideran.

Ericka Carreño y Ray Almaraz comentaron que la nueva dirigencia estatal de
Morena podría ser fundamental en cuanto a la selección de quién será el candidato a la gubernatura.

Por esa razón, agregaron, es importante que el presidente del Comité Directivo Estatal de Morena sea incluyente, conciliador y que tenga la disposición de dialogar con todas las expresiones del partido y de no favorecer a ningún aspirante en particular.