www.capitaledomex.com.mx

Domingo 29 de Mayo 2022

Planear la distribución del aguinaldo podría evitar la cuesta de enero 

 

El simple hecho de que por ley reciban un aguinaldo genera el aumento de la demanda  y un incremento de los precios


Planear las compras de la temporada navideña, generar un ahorro del aguinaldo que se recibe a final de año y evitar compras innecesarias son algunas de las recomendaciones del investigador de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Dante León Ortega, para evitar la cuesta de enero. 

El docente de la Facultad de Economía de la UAEM indicó que aunque la inflación anual de 2021 se mantuvo entre 3.5 y 4 por ciento, se prevé, como todos los años, que este indicador se eleve durante la temporada decembrina, en la que la demanda de productos de todo tipo se incrementa, generando, por lo tanto, un aumento de precios. 

“Hay una inflación anual, pero también hay una inflación que llamamos estacional y en esta  época, en este trecho a final de año, siempre, en circunstancias normales, incluso, aunque no haya crecimiento económico, la entrega del aguinaldo lleva  a que la gente demande más, independientemente de la expectativas de crecimiento de la economía”.

“El simple hecho de que por ley reciban un ingreso adicional genera el aumento de la demanda  y un incremento de los precios, sobre todo de los bienes típicos de la temporada”, refirió. 

En ese sentido, sugirió a la población en general planear los gastos de la temporada y adelantarse a las compras, evitando consumir productos con un aumento en su costo. 

Asimismo, recomendó prever los gastos de enero como el pago de servicios de agua y predial para evitar la denominada cuesta de enero. 

“La recomendación es recordar que el aguinaldo es temporal y que tendríamos que planear bien cómo gastarlo, dar prioridad a lo que verdaderamente necesitamos y quizás, dejar de lado compras superfluas”, externó. 

De manera general, León Ortega refirió que 2022 será un año que registre un crecimiento económico similar a 2021, oscilando en el 6 por ciento, ya que se prevé haya nuevas fuentes de empleo, derivado de la entrega de obras magnas que el gobierno federal ha prometido inaugurar en el transcurso de los próximos meses. 

En ese contexto, detalló que cuando hay un incremento en la tasa de empleo la inflación también aumenta, debido a que la demanda de productos crece porque más familias tienen recursos para acceder a bienes y servicios. 

“Es importante decir que en economías como la nuestra, que cuando se plantea el crecimiento económico viene acompañado de la inflación porque en el momento en que se generen empleos para poder crecer económicamente”

“Es decir, más gente tiene un ingreso y esa gente va a demandar mayor cantidad de bienes en el corto plazo, entonces, ese impulso de lo que denominamos demanda agregada es lo que genera presiones inflacionarias”, explicó. 

El investigador indicó que México cierra el año con crecimiento y una inflación anual de 3.5 al 4 por ciento, considerada moderada.