www.capitaledomex.com.mx

Viernes 17 de Septiembre 2021

“La ley queda a criterio de quien la aplique”

 

El Congreso Local avaló penalizar con hasta 8 años de prisión a quien obligue, procure, induzca o facilite a una persona menor de edad o quien no tenga la capacidad para comprender el significado del hecho o la capacidad de resistirlo, consumir bebidas alcohólicas, narcóticos o sustancias tóxicas.   Si bien, la propuesta original del diputado […]


El Congreso Local avaló penalizar con hasta 8 años de prisión a quien obligue, procure, induzca o facilite a una persona menor de edad o quien no tenga la capacidad para comprender el significado del hecho o la capacidad de resistirlo, consumir bebidas alcohólicas, narcóticos o sustancias tóxicas.  

Si bien, la propuesta original del diputado Mario Gabriel Gutiérrez Cureño iba enfocada a sancionar también a quien vendiera o suministrara bebidas alcohólicas a menores de edad, ya sea en envases cerrados, abiertos o para consumo por copeo; así como a quien permitiera directa o indirectamente el acceso de personas menores de edad a establecimientos dedicados a la venta de bebidas alcohólicas, como discotecas, bares, cantinas, pulquerías, centros nocturnos, centros de espectáculos, billares, centros de venta de cervezas o similares, ésta no se avaló por completo.  

Aprueban reformar la fracción I del artículo 204 del Código Penal para únicamente sancionar de 4 a 8 años de prisión y de 500 a 4 mil días multa a quien induzca a un menor de edad a ingerir alcohol.  

La otra parte

Pese a la modificación, el sector empresarial asegura que la medida los sigue dejando en estado de indefensión puesto que las autoridades pudieran aplicar criterios diversos que los perjudique.  

Patricio González Suárez, presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes del Estado de México (ASBAR) recordó que hay unidades como los restaurantes-bar en donde pueden entrar menores de edad con sus familiares, sin que ello implique que asistan para ingerir bebidas alcohólicas; sin embargo, puede suceder que quien los verifique determine que se le está induciendo a tomar y con ello, proceder a aplicar la ley.  

 “Yo creo que es una ley que no debería existir, no se debería de penalizar la venta de alcohol a menores, pero sí endurecer quizá las sanciones administrativas, que haya clausura o multas económicas, pero no penalizar, esta ley queda a criterio de quien la aplique, porque si hay un menor de edad en un bar o algún otro establecimiento, la autoridad puede decir que se le está induciendo a tomar cuando no es así”, comentó.  

El sector no está a favor de la venta de alcohol a menores, reiteró, por el contrario, lo condenan enérgicamente, tan es así dijo, que por varios años implementan un programa de consumo responsable de alcohol en las universidades, teniendo el registro de más de 10 mil jóvenes que han participado.  

Señaló que en el Estado de México hay 66 mil unidades económicas dedicadas a la venta de alimentos y bebidas, de ellas casi 40 mil venden bebidas alcohólicas, por lo que estas unidades estarían a expensas de que les puedan aplicar en algún momento este criterio.