www.capitaledomex.com.mx

Viernes 23 de Julio 2021

Se prevén fuertes lluvias en todo el país

w-full h-auto eagerload wp-post-image
 

Las condiciones climáticas serán adversas en la mayoría del territorio nacional


Para este miércoles se prevén tormentas de fuertes a intensas durante el paso del sistema de tormentas en entidades del noreste, el centro, el sur y el oriente de la República Mexicana, así como en la Península de Yucatán, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
Las tormentas estarán acompañadas de actividad eléctrica, granizo y rachas de viento, indicó el organismo.
Dichas condiciones serán originadas por una zona de inestabilidad con potencial de desarrollo ciclónico, un canal de baja presión y el frente frío número 50.
El SMN detalló que el pronóstico de precipitaciones será de tormentas intensas en Guerrero y Oaxaca, y tormentas muy fuertes en Michoacán, Chiapas, Tabasco, Veracruz y Puebla.
Tormentas fuertes en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Tlaxcala, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.
Así como lluvias con intervalos de chubascos en Chihuahua, Durango, Zacatecas, Aguascalientes y Jalisco, y lluvias dispersas en Colima.
A su vez, se pronostican rachas de viento superiores a 60 kilómetros por hora (km/h) en Guerrero y Oaxaca, y rachas de viento que pueden superar los 50 km/h en Michoacán, Estado de México, Morelos, Puebla, Campeche y Yucatán.
En cuanto a temperaturas, estas podrían superar los 40 grados Celsius en Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Campeche y Yucatán.
En el pronóstico por regiones, el organismo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) indicó que la Península de Baja California registrará cielo medio nublado.
Así como ambiente muy caluroso y viento del noroeste, con rachas superiores a 40 kilómetros por hora en zonas costeras.
Para el Pacífico Norte se prevé cielo medio nublado, ambiente muy caluroso y viento de componente oeste de 15 a 30 kilómetros por hora (km/h).
El Pacífico Centro mantendrá cielo medio nublado, 40 por ciento de probabilidad de tormentas puntuales muy fuertes en Michoacán; lluvias con intervalos de chubascos en Jalisco y lluvias dispersas en Colima.
Así como ambiente muy caluroso y viento del oeste de 15 a 30 km/h.
En el Pacífico Sur se espera cielo nublado, 80 por ciento de probabilidad de tormentas puntuales intensas en Guerrero y Oaxaca, y muy fuertes en Chiapas.
Ambiente cálido, viento con rachas superiores a 60 km/h durante el paso de los sistemas de tormenta.
Predominará en el Golfo de México cielo nublado, 80 por ciento de probabilidad de tormentas puntuales muy fuertes en Veracruz y Tabasco, así como fuertes en Tamaulipas.
Ambiente caluroso, viento con rachas superiores a 50 kilómetros por hora durante el paso de los sistemas de tormenta, además de torbellinos o tolvaneras en Tamaulipas.
El pronóstico en la Península de Yucatán indica cielo nublado, probabilidad de tormentas puntuales fuertes en la región.
Ambiente caluroso a muy caluroso y viento del este y sureste de 15 a 30 km/h, con rachas superiores a 50 km/h.
Se estima para la Mesa del Norte cielo nublado, 80 por ciento de probabilidad de tormentas puntuales fuertes en Coahuila, Nuevo León y San Luis Potosí; fuertes en e intervalos de chubascos en Chihuahua, Durango, Zacatecas y Aguascalientes.
Temperaturas calurosas y viento con rachas superiores a 50 km/h durante el paso de los sistemas de tormenta, con posible formación de torbellinos o tolvaneras en Chihuahua, Coahuila y Nuevo León.
La Mesa Central registrará cielo nublado, 80 por ciento de probabilidad de tormentas puntuales muy fuertes en Puebla, y fuertes en el resto de la región.
Ambiente cálido y viento con rachas superiores a 50 km/h durante el paso de los sistemas de tormenta.
El SMN recomienda a la población de las entidades con pronóstico de tormentas, permanecer atenta a los avisos que emiten las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, estatales y municipales.
Así como a extremar precauciones debido a la saturación de agua, posibles deslaves, flujos de lodo, desbordamiento de ríos e inundaciones en zonas bajas y de escaso drenaje, así como evitar el cruce de ríos y tránsito vehicular en carreteras, caminos rurales, vados y puentes.