www.capitaledomex.com.mx

Martes 26 de Octubre 2021

Atiende IMSS recuperación de pacientes con secuelas por covid

 

Con un equipo multidisciplinario buscan diagnosticar, dar tratamiento y rehabilitación a los derechohabientes que padecen secuelas por coronavirus


Información de Yvonne Reyes Campos

A través de terapias que proporcionan especialistas en medicina de rehabilitación, terapistas físicos y ocupacionales, fonoaudiólogos, psicólogos, entre otros, el Instituto Mexicano del Seguro Social busca acortar los periodos de recuperación de pacientes que enfrentan las secuelas ocasionadas por la covid-19.

De esta forma se busca reintegrar a los derechohabientes a su ambiente social y laboral en el menor tiempo posible.

El Seguro Social informó que para ello cuenta con 184 espacios en Unidades Médicas donde brindan servicios de rehabilitación, además de cuatro Unidades de Medicina Física y Rehabilitación.

Disponen también de módulos de nueva creación para lograr el retorno oportuno y funcional a las actividades cotidianas de las personas que hayan cursado esta enfermedad.

Son 478 médicos especialistas en medicina de rehabilitación, mil 211 terapistas físicos, 195 terapistas ocupacionales y 37 fonoaudiólogos, equipo multidisciplinario que de manera integral se encargan de diagnosticar y dar tratamiento a las secuelas por coronavirus.

Indicó que hasta agosto de 2021 el equipo multidisciplinario atendió a 220 mil 907 personas con afectaciones de COVID-19, de las cuales 98 mil 235 recibieron atención médica especializada.

Algunas de las molestias que presentan los pacientes son: falta de aire, dificultad para respirar, cansancio o fatiga luego de actividades físicas de bajo impacto.

Tos, dolor en el pecho, dolor de cabeza; palpitaciones, dolor articular o muscular, problemas de memoria, concentración o para dormir y afectaciones en la salud mental.

La meta institucional es llevar a cabo una intervención integral para acortar el periodo de recuperación y reintegración de los derechohabientes a su ambiente social y laboral sin restricción en la participación, con el impacto positivo en el pronóstico funcional del individuo.