www.capitaledomex.com.mx

Domingo 25 de Julio 2021

Urge reestructurar al PRD, ya se tocó fondo: Javier Rivera

 

Después de los resultados obtenidos el pasado 6 de junio, en donde el Partido de la Revolución Democrática (PRD) logró obtener una preferencia electoral de 3.7%, es decir, se quedó a un paso de perder el registro como partido político en la entidad, Javier Rivera Escalona, secretario general del Sol Azteca informó que han comenzado […]


Después de los resultados obtenidos el pasado 6 de junio, en donde el Partido de la Revolución Democrática (PRD) logró obtener una preferencia electoral de 3.7%, es decir, se quedó a un paso de perder el registro como partido político en la entidad, Javier Rivera Escalona, secretario general del Sol Azteca informó que han comenzado a entablar diálogos para generar una reestructuración orgánica y de prácticas políticas al interior del partido.  

Si bien, militantes perredistas solicitan de manera pública la renovación urgente de la dirigencia estatal, el secretario informó que de manera cordial le han pedido al líder actual, Cristian Campuzano que presente su renuncia al no haber podido dirigir transparentemente al partido; sin embargo, les asegura que se mantendrá firme.  

“Si no entendemos que el partido ya tocó fondo y seguimos haciendo las mismas políticas partidarias e incluso de carácter unipersonal o facciosas, no vamos a salir de ahí, creo que ya es nuestra última oportunidad que la ciudadanía nos dio para mantener al menos el registro”, exclamó.  

El Consejo Estatal se constituye con 190 consejeros estatales, por lo que para concretar la sustitución de dirigencia se requiere la votación de las dos terceras partes de los presentes “es decir, si se van a presentar un aproximado de 180 o hasta 150 consejeros, con la solicitud de más de 100 consejeros sería suficiente para realizar la sustitución, quienes estamos exigiendo la acción de manera inmediata, rebasamos más de 150 firmas”.  

Aseguró que el dirigente actual ha incurrido en cosas indebidas y ha tomado acciones que, de manera institucional y legal, no corresponden a la de un presidente.  

Respecto a cuál será la ruta a seguir, indicó que si bien, no tienen perfiles definidos, la apuesta está en que la mayoría de los perredistas se puedan poner de acuerdo para nombrar de manera unánime a un solo hombre o mujer que pueda dirigir y representar de manera óptima al partido.  

“Debe ser una persona comprometida con las causas sociales, que sea sensible, humilde, pero sobre todo, que tenga el respaldo de la mayor cantidad de militantes del partido”, concluyó.