Capital Edo Méx
WWW.CAPITALEDOMEX.COM.MX
Miércoles 12 de Agosto 2020
UnidadInvestigación
| | |

Laboran en la informalidad el 56.9% de la población

No disponible

No disponible

13 de Febrero 2020

El 56.9 por ciento de la población mexiquense labora en la informalidad, según datos de la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), dada a conocer este jueves.

Los datos del Inegi indican que, en el último trimestre del 2019, la población de más de 15 años económicamente activa fue de 8.2 millones, es decir, 56 por ciento del total de esta población que hay actualmente en la entidad.

Asimismo, se señala que todas las modalidades de empleo informal sumaron 4.5 millones de personas, lo que significó un aumento de 2.5 por ciento respecto al mismo lapso de 2018 que fue de 4 millones 200 mil personas.

Es decir que el 56.9 por ciento de los mexiquenses que trabajan no cuentan con seguridad social. Cerca de 2.6 millones de esta población son trabajadoras del hogar.

Asimismo, el Inegi dio a conocer que los hombres siguen encabezando las plantillas laborales, 76 de cada 100 masculinos laboran, sólo 45 de cada cien mujeres cuentan con un empleo.

En tanto la población ocupada sigue concentrándose en el sector terciario o de los servicios con 5.4 millones de personas, lo que representa el 69.2 por ciento.

En promedio, la población ocupada trabajó en el cuarto trimestre de 2019 jornadas de 45.1 horas por semana, es decir, 7.5 horas diarias con un día de descanso. Sin embargo, cerca del 34.5 por ciento  labora más de 48 horas semanales, es decir ocho horas diarias.

Respecto a la población no económicamente activa, se registraron 5.6 millones personas, lo que equivale al 40.4 por ciento del total de la población de 15 años y más

Al menos el 4.9 millones declaró no estar disponibles para trabajar debido a que tenían que atender otras obligaciones, o tenían interés pero se encontraban en un contexto que les impedía poder hacerlo, como impedimentos físicos u obligaciones familiares.

Por su parte, 700 mil se declararon con disposición para trabajar, pero nunca  buscaron empleo.