www.capitaledomex.com.mx

Viernes 24 de Septiembre 2021

Buscan recuperar el 40% de productos del campo que se desperdicia

 

Banco de Alimentos del Estado de México le apuesta a concientizar al sector agrícola para obtener ese alimento


Si bien, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que cerca del 40% de los productos del campo se desperdician, el Banco de Alimentos del Estado de México le apuesta a concientizar al sector agrícola para obtener ese alimento y otorgarlo a quienes más lo necesiten.  

Al respecto, Alberto Canul Juárez, director general del Banco de Alimentos de la entidad informó que cuentan con cerca de 30 donadores, sobre todo de la zona sur del estado, quienes consecutivamente aportan productos para que sean distribuidos a quienes tienen carencia alimentaria.  

“Semanalmente nos están entregando producto, eso ha tenido como beneficio que cumplamos integralmente con lo establecido en el Plato del Buen Comer, ya que anteriormente no lo estábamos haciendo”, comentó.  

Lo anterior al referir que lo ideal es que cuando menos entre un 30 o un 35% de lo que se alimenta una persona, sea producto del campo como verduras o frutas; sin embargo, debido a la falta de donaciones, el banco únicamente lograba cumplir con un 15%. 

“Los últimos datos de la ONU, señalan que a nivel mundial se ha incrementado la cantidad del producto del campo que se desperdicia, anteriormente se hablaba que era cerca de un 35 por ciento, los últimos datos es que se desperdicia actualmente cerca del 40 por ciento”, enfatizó.  

Por lo que afirmó que habrá una campaña fuerte de todos los Bancos de Alimentos para tratar de recuperar la mayor cantidad posible, por lo pronto, informó que en la entidad mexiquense se hace un esfuerzo para concientizar a los agricultores, a fin de no desaprovechar el pequeño o deforme que las tiendas o centrales de abasto no suelen adquirir para que sea otorgado a la asociación y aprovecharlos de una mejor manera.  

A la par, adelantó que será en este mes de septiembre cuando comiencen a entregar paquetes alimentarios a personas que perdieron su empleo a causa de la emergencia sanitaria, teniendo como una primera meta apoyar a mil 500 familias.