www.capitaledomex.com.mx

Jueves 30 de Junio 2022

Avanza la entidad en estrategias para erradicar la violencia contra menores

 

Hay muchas cosas pendientes en la legislación, pero no partimos de una base ‘0’, no es el Estado de México el que esté más atrasado en el tema y el que no se ha preocupado por el tema


Si bien, aún falta mucho por hacer en la materia, la procuradora de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de México, Cristel Yunuen Pozas Serrano, informó que han implementado estrategias en diversas áreas que permitan prevenir, atender y erradicar la violencia en contra de menores de edad.

Informó que con apoyo de la Secretaría de Educación del estado y el DIFEM, han capacitado virtualmente a 140 mil maestros y maestras sobre violencia infantil, a fin de entender el concepto y saber cómo actuar ante un caso de violencia, reconociendo que son uno de los principales aliados para hacer frente a la problemática.  

Por otro lado, indicó que trabajan con los sistemas DIF municipales e incluso con el Poder Judicial para implementar un taller de Escuela para Padres de crianza respetuosa, basada en ideologías y experiencias científicas que orienten a padres y madres de familia o tutores a cómo educar a sus hijos sin prácticas violentas.  

“Hay muchas cosas pendientes en la legislación, pero no partimos de una base ‘0’, no es el Estado de México el que esté más atrasado en el tema y el que no se ha preocupado por el tema. Es preciso recalcar que todo aquel que presencie violencia infantil es cómplice, hay que hablar de la cultura de la paz, pero eso es algo que ya está haciendo el Consejo para la Convivencia Escolar (Convive)”, comentó.  

La procuradora enfatizó que es urgente entender limitaciones y destinos de disciplina y crianza positiva para garantizar que los menores crezcan en entornos respetuosos y saludables, pues dijo, un menor que convive en constantes escenarios de violencia puede ser sujeto a que tenga un daño potencial neurológico importante que después se puede traducir en una discapacidad grave o falta de habilidades motoras, neuromotoras o psicomotrices.   Indicó que el primer espacio en donde se deben reforzar los trabajos de crianza positiva es el hogar, puesto que lamentablemente es el primer lugar violento.