www.capitaledomex.com.mx

Martes 21 de Septiembre 2021

Avándaro empoderó a jóvenes

 

El Festival de Avándaro convocó a miles de jóvenes en una época en la que los estudiantes tenían coartados sus derechos de reunión, tránsito y expresión


Hace 50 años el Festival de Avándaro convocó a miles de jóvenes en una época en la que los estudiantes tenían coartados sus derechos de reunión, tránsito y expresión y habían pasado tres meses de la llamada Matanza del Jueves de Corpus.

El Festival se planeó como un evento automovilístico, habría música –rock-, el lugar era un pequeño pueblo del Estado de México y el objetivo era sacudirse un poco la opresión de los gobiernos.

El Festival de Avándaro fue un hito, con todo en contra para realizarse pues con las masacres de 1968 y el “halconazo” de 1971, en un entorno autoritario donde toda reunión de más de tres estudiantes era sospechosa.

El evento se celebró los días 11 y 12 de septiembre de 1971, un concierto que para muchos fue un escándalo, ya que durante el concierto se observaron escenas con personas paseando desnudas y bañándose en público, y jóvenes posando ante las cámaras con un carrujo encendido.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=314&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FCapitalEDOMEX%2Fvideos%2F376144450662588%2F&show_text=false&width=560&t=0

De aquel concierto, que para muchos es el culmen de las culturas jipiteca y de la onda en México, aún aparecen historias como la del romance entre Alex Lora y Chela, quienes se conocieron ahí.

El Festival de Rock y Ruedas, el cual era su nombre original, hoy es visto como un evento que marcó una época y que dejó la huella que atraviesa generaciones y que consolidó el llamado rock urbano, hizo posible el movimiento Rock en tu Idioma, que nos dio dos grupos tan emblemáticos.

Las repercusiones de lo sucedido el 11 y 12 de septiembre de 1971 aún son tema de discusión entre académicos y rockeros, lo que demuestra que Avándaro sigue vivo y vigente, y probablemente se hablará de él dentro de 50 años más.

“¡Qué bueno que fue! todo es preferible a que nunca hubiera existido, lo crucial de este capítulo es que nos brindó un legado tangible”, destacó Juan Gabriel Hernández, Profesor de Percusiones, Conjuntos Instrumentales y Música de Cámara en la Facultad de Música de la UNAM

Más notas sobre