www.capitaledomex.com.mx

Viernes 24 de Septiembre 2021

Atizapán ofrece atractivos culturales

 

En Atizapán se consideran el puente El Jorobado, como una joya arquitectónica, elaborada de piedra y con una historia de más de dos siglos


La riqueza cultural y turística del Estado de México se extiende en cada uno de los municipios que lo integran, por ello la Secretaría de Cultura y Turismo, a través de la Subsecretaría de Turismo, invita a conocer los atractivos culturales, religiosos y turísticos de Atizapán de Zaragoza.

Este municipio cuenta con dos recintos dedicados a la cultura.

El primero es el Museo “Adolfo López Mateos”, ubicado en el antiguo Palacio municipal; cuenta con cuatro salas en las que se muestra la vida y la trayectoria del ilustre abogado y político originario de este lugar, además de una sala dedicada a exhibir obras de arte, pintura, escultura y grabado, de estilos clásico, tradicional y contemporáneo.

El segundo es el Centro Cultural “Luis Nishizawa”, espacio que es una puerta al arte, a la expresión y a la cultura y está dedicado a este pintor mexiquense. El recinto tiene un auditorio que sirve como sala de conciertos y teatro, con una cineteca, un espacio para exposiciones temporales, un salón de danza, una biblioteca y un área para talleres artísticos.

El turismo religioso en Atizapán también se hace presente en este lugar, ya que cuenta con la Parroquia de San Francisco de Asís, cuya construcción inició en 1580 y se calcula que concluyó a principios del siglo XVII.

La portada de su fachada y su torre conjugan el barroco tardío y el neoclásico temprano. En sus muros se pueden observar piedras reutilizadas que pertenecieron a una construcción anterior: un conjunto prehispánico del municipio.

Por otro lado, invitan a conocer la Parroquia del Divino Salvador, erigida por Fray Felipe de Jesús Cueto, quien fue el primer obispo de la Arquidiócesis de Tlalnepantla, este espacio muestra una construcción virreinal de gran importancia arquitectónica y artística, cuya edificación inició en 1662. Es el templo más antiguo de este territorio, con casi 400 años de existencia.

También la Presa Madín, en Atizapán es un destino que permite a los visitantes relajarse y disfrutar en compañía de la familia o amigos. Cuenta con actividades acuáticas y paisajes espectaculares.

Este espacio ofrece instalaciones rústicas como palapas y asadores, pistas de patinaje y bicicleta, zona de juegos infantiles, área de acampado, renta de equipo para kayak, remo y velero con la asistencia de guía o instructor.

Finalmente, las y los turistas pueden conocer el puente El Jorobado, una construcción considerada una joya arquitectónica, elaborada de piedra y con una historia de más de dos siglos.

Es una herencia virreinal, motivo de orgullo para las y los habitantes de Atizapán de Zaragoza, que ha sido remodelado y sirve como paso peatonal. En 2001 fue declarado monumento histórico y fue cerrado al tránsito vehicular.

Más notas sobre