Capital Edo Méx
WWW.CAPITALEDOMEX.COM.MX
Viernes 18 de Septiembre 2020
UnidadInvestigación
| | |

Colombia condiciona diálogos de paz con ELN

Sin títu1

Sin títu1

31 de Marzo 2016

AGENCIAS

El presidente de Colombia aclaró que la negociación de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), anunciada ayer en Caracas, se iniciará una vez que se resuelvan los “temas humanitarios”, entre ellos dar fin a los secuestros.

“Para el Gobierno no es aceptable avanzar en una conversación de paz con el ELN mientras mantenga personas secuestradas”, manifestó el jefe de Estado en una declaración que dio en la gubernamental Casa de Nariñ.

Como condición para iniciar el proceso formal de negociación, el gobierno colombiano le había exigido al ELN la liberación de dos personas que tuvieron en su poder: el militar Jair de Jesús Villar y el civil Ramón José Cabrales, quienes fueron liberados en días pasados.

El Gobierno colombiano y el grupo rebelde anunciaron ayer en esta capital el inicio formal de un proceso de paz. El anuncio fue hecho desde la sede de la cancillería venezolana en Caracas por Frank Pearl, jefe de la delegación del Gobierno colombiano y el jefe rebelde “Antonio García”, cuyo verdadero nombre es Herlington Chamorro.

Tras la firma del convenio, los representantes del ELN, vestidos con camisas rojas, compartieron algunos apretones de mano con la delegación del Gobierno.

Minutos después, Santos aseguró que el proceso de paz con el ELN y las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC) es muy distinto, pero que el fin del conflicto en Colombia “es sólo uno”. Advirtió que al igual que con las FARC, el proceso con el ELN el Gobierno tiene unas “líneas rojas muy claras que no hemos traspasado ni vamos a traspasar ni un solo milímetro”.

HISTORIA DEL EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL

  • MILITANTES

    Según cifras oficiales el ELN tiene en sus filas a unos mil 500 combatientes y surgió en 1965 en el departamento de Santander, al noreste del país.

  • IDEOLOGÍA

    Los rebeldes se han opuesto a la explotación del petróleo por parte de empresas extranjeras, por lo que el Ejército de Liberación Nacional atenta constantemente contra la infraestructura petrolera colombiana.