www.capitaledomex.com.mx

Sábado 18 de Septiembre 2021

Dejan sin festejo el monumento del Águila

w-full h-auto eagerload wp-post-image
 

Por Sergio Salas Una vez más México no llegó al tan ansiado quinto partido ahora en el Mundial de Futbol Rusia 2018, al quedar eliminado en la ronda de octavos de final por Brasil, cortando así la esperanza de millones de aficionados del país, incluida la capital del Estado de México y al contrario de […]


Por Sergio Salas
Una vez más México no llegó al tan ansiado quinto partido ahora en el Mundial de Futbol Rusia 2018, al quedar eliminado en la ronda de octavos de final por Brasil, cortando así la esperanza de millones de aficionados del país, incluida la capital del Estado de México y al contrario de las tres anteriores ocasiones que festejaron el buen paso en la fase clasificatoria, en esta ocasión todo se derrumbó ante el resultado adverso de 2-0.
Desde temprana hora de este lunes, la afición que portó la playera tricolor y el público en general buscó el mejor lugar –entre restaurantes, centros comerciales y sitios de venta de electrónicos- para seguir el desarrollo del encuentro ilusionados por el resultado parcial de 0-0 que reinó en la primera parte, pero en la complementaria el sufrimiento azteca creció al caer el primer gol carioca por medio de Neymar al minuto 51 y está aumentó con el segundo tanto de Firmino que cayó al 82´ sepultando así la aspiración nacional.
El GOZO SE FUE AL POZO
Con la eliminación mexicana se esfumó la pasión y efervescencia mundialista en segundos y el gozo se fue al pozo. Ahora la afición brilló por su ausencia en el monumento del Águila, lugar preferido de los toluqueños para festejar triunfos.
Atrás quedaron las victorias conseguidas de 2-1 ante Alemania, de 2-0 contra Corea y hasta la derrota frente a Suecia por 3-0 con la ayuda coreana que dio el pase a la siguiente ronda.
Hoy la derrota no solo alejó a la gente, sino también a vendedores de cilindros con espuma, banderas, matracas y todos los artículos referentes al futbol.
Sólo uno que otro valiente con la casaca verde puesta se paseó cerca del Águila, pero hasta ahí.
Ya no se ondeó la bandera nacional, ni hubo gritos de apoyo del ¡México, México!, o el ¡”si se pudo”!, ni tampoco se entonó el “Cielito Lindo” o “El Rey” y ¡”el que no brinque es..”!, ya no.
A México le tocó “bailar con la más fea” en los octavos de final del Mundial Rusia 2018 y todo México lo sintió en el alma, ahora hay que mirar a la próxima cita en Qatar 2022.