www.capitaledomex.com.mx

Sábado 24 de Julio 2021

A nivel Nacional, 98% de los permisionarios no pagan agua: ASF

w-full h-auto eagerload wp-post-image
 

Sólo el 47 por ciento del vital líquido es tratado; el resto se va a contaminar lagos, mares y océanos.


La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que solo el dos por ciento de los permisionarios a nivel nacional pagan el consumo de agua. Roberto Salcedo Aquino, auditor Especial de Desempeño del máximo órgano de fiscalización, dijo que hay una mala administración del líquido, pues se dan permisos pero no se paga su consumo.

“Se han dado los permisos de agua y no se está midiendo el agua de los permisionarios. No sabemos cuánta agua están sacando a los que se les han dado permiso y además solo el 2 por ciento paga el agua de los permisionarios”.

Indicó que la situación es muy complicada y por ello el agua se ha convertido en un asunto de seguridad nacional.

En una reunión con diputados de la Comisión de Vigilancia, el funcionario federal comentó que en 2000 tuvimos 14 mil metros cuadrados por habitantes, pero en 2016, debido al deterioro en la calidad y en la cantidad de agua, se tiene tres mil 500 metros cúbicos por habitante; es decir cinco mil metros cúbicos por debajo de los estándares internacionales.

“En el año 2000 teníamos 14 mil metros cúbicos por habitante y los estándares internacionales nos dicen que debemos tener cinco mil metros cúbicos por habitante”, expresó Salcedo Aquino.

“En 2000 estuvimos tranquilos, pero el deterioro de la calidad y la cantidad del agua hizo que en 2014 se subiera a nuestras leyes que el agua es un asunto de seguridad nacional y así está declarada: el agua es un asunto de seguridad nacional y ahora 2016 tenemos tres mil 600 metros cúbicos por habitante debajo de los cinco mil que son el estándar”.

Asimismo, el auditor denunció que, a pesar del poco líquido que tenemos en el país, sólo 47 por ciento es tratado y el resto se va a contaminar los cuerpos de agua.

Otra irregularidad que detectó la Auditoría Superior de la Federación en su su análisis es que no se aplica el programa de “Quien contamina paga” y sólo se encontraron casos aislados.