www.capitaledomex.com.mx

Martes 21 de Septiembre 2021

Letras, de luto

w-full h-auto eagerload wp-post-image
 

Ramón Xirau, protagonista de la cultura y de las voces del exilio español


Reconocido por una fructífera trayectoria, en la que destacó como poeta, filósofo, ensayista, catedrático, investigador y promotor de la cultura mexicana, Ramón Xirau, quien falleció a la media noche del miércoles, será recordado como uno de los protagonista de la cultura mexicana y una de las principales voces del exilio español.
Xirau murió a los 93 años de edad y sus restos fueron velados en su casa de la Ciudad de México, ciudad en la que vivió desde 1939, cuando llegó con su familia a a los 15 años huyendo de la dictadura franquista.
Antes de venir a México había leído ya las obras de Salvador Novo, José Gorostiza, Xavier Villaurrutia y Gilberto Owen, quienes formaban el grupo de vanguardia Los Contemporáneos.
Hizo estudios de licenciatura, maestría y doctorado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); cursos de inglés y letras clásicas en el Instituto Anglo-Mexicano y tomó el seminario de estilística impartido por el filósofo Raimundo Lida.
Realizó estudios en La Sorbona. Fue becario de las fundaciones Rockefeller, Farfield, Frank B. Baird Jr. Scholarship y Guggenheim.
Nacido en Barcelona en 1924, se convirtió en ciudadano mexicano en 1955. Su vida en América lo convirtió, con el paso del tiempo, en un académico fundamental para la enseñanza de la Filosofía en la UNAM, y en uno de los poetas más respetados en lengua hispana.
Para más de una generación, su libro Introducción a la historia de la filosofía ha sido fundamental para tener un primer acercamiento a l a historia del pensamiento.
Entre sus obras más destacadas se encuentran también Palabras y silencios, Genio y figura de sor Juana Inés de la Cruz, El péndulo y la espiral, Sentido de pertenencia, De ideas y no ideas, Mito y poesía y The Nature of Man, escrito en colaboración con Erich Fromm.
El Fondo de Cultura Económica reunió la obra poética de Ramón Xirau en 2007 bajo el título Poesía completa.
Xirau aseguraba que comenzó a escribir poesía desde niño. Antes de llegar a México ya guardaba versos en su lengua materna, el catalán. El autor admitió que podía convertir su prosa al catalán, pero nunca pudo traducir su poesía.
Una frase dicha por su padre, el filósofo Joaquín Xirau, lo marcó para siempre: “Aquí en México he descubierto España”.
Xirau volvió por primera vez a Madrid en 1976, poco después de la muerte de Franco. Desde entonces se convirtió en promotor de los intercambios culturales.
En 1973 entró al Colegio Nacional, del que fue el primer integrante no mexicano de nacimiento.
Fue nombrado por el gobierno francés Chevalier des Arts et des Letres, Chevalier de l’Ordre du Mérite y miembro de la Légion d’Honneur. También recibió el título de Comendador, por el gobierno de Italia, y recibió la Orden Isabel la Católica de España.
En México obtuvo la Medalla Bellas Artes, el Premio Universidad Nacional, el Premio Alfonso Reyes, el Premio Mazatlán de Literatura y el Premio Nacional de Ciencias y Artes.
Fue parte de la Academia Mexicana de la Lengua, del Colegio de México, Creador Emérito e Investigador Emérito (UNAM).