Capital
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

Pacto frustrado

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 7 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Sin lugar a dudas esta será la elección presidencial que marque un antes y un después, ya que la mayor parte de los actores se están jugando el todo por el todo. Y no es que sea una excepcional batalla, simplemente es que ante la eventualidad de que Andrés Manuel López Obrador, al igual que en las pasadas ocasiones, lidera las preferencias electorales, y siendo esta la tercera vez que compite, las cosas se visualizan como “la madre de todas las batallas”, según han señalado algunos especialistas.

Aunque las campañas formales aún no inician, la guerra se ha desatado por todo lo alto en las últimas semanas, y los principales candidatos han padecido furibundos ataques al igual que han encabezado embestidas en contra de quienes consideran sus principales adversarios. Para decirlo más claro, podemos tener la seguridad de que las cosas se pondrán mucho más candentes una vez iniciadas las campañas de manera formal, porque para uno es el todo o nada, y para los demás la posibilidad de perder y desaparecer.

Porque si de algo pueden estar seguros blanquiazules y tricolores, es que ante la eventualidad de una derrota, la posibilidad de su desaparición como fuerzas políticas es alta. Lo previsible es que la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República modifique el mapa electoral del país, y sobre todo la correlación de las expresiones políticas con la seguridad de que tanto panistas como tricolores serían borrados no tan solo del mapa electoral, sino de la posibilidad de un regreso triunfal.

Muchos analistas han hablado de la estructuración de un pacto político entre las principales fuerzas, con la finalidad de evitar a la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, y esa es la lucha que han emprendido tanto tricolores como blanquiazules y amarillos. Las denuncias contra Ricardo Anaya por sus oscuros “negocios” forman parte de lo mismo y de la estrategia de reposicionamiento de José Antonio Meade Kuribreña, y hasta ahora parecieran darle resultado.

Todo es una simple especulación, pero la forma en que han estado buscando hacerle daño al adversario habla de un proyecto diseñado para ir por el todo o el nada, y eso pudiera salirse de control en cualquier momento. Claro está que tanto los militantes tricolores como los blanquiazules seguirán a la espera de que sus liderazgos sean capaces de evitar una posible derrota, pero al paso que vamos, de no haber una “alianza útil” difícilmente podrán evitar que el tabasqueño triunfe.

Andrés Manuel López Obrador seguirá haciendo lo que siempre ha hecho, y esa ventaja que hasta ahora lleva difícilmente crecerá porque ni panistas ni tricolores se pasarán de su lado, ya que son militancias leales y muy definidas en sus intereses partidistas. Por lo que corresponde al PRD, por ahora no tiene la posibilidad de intentar encabezar una posible alianza. No tiene la estatura para entrar en una negociación, y tampoco los votos como para convertirse en el fiel de la balanza, así de simple. Si no hay pacto no habrá victoria.
Al tiempo.

vladimir.galeana@gmail.com

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
MÁS DE OPINIÓN

Inundaciones atípicas

Hace 3 semanas
Alfredo Albiter

Gobernantes desconectados

Hace 3 semanas
Eduardo Ruiz-Healy

Antes al contrario

Hace 1 mes
Alfredo Albiter
Carlos Ramirez

Gordillo, Peña, AMLO y la restauración del viejo PRI

Carlos Ramirez