Capital
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

La naciente y peligrosa cultura “huachicolera”

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 7 meses
Facebook Twitter Whatsapp

“Huachicol” es una palabra que describe a cualquier bebida destilada que es adulterada con alcohol de caña. También se emplea para referirse a un combustible (gasolina o diésel) robado y adulterado. Por lo tanto, “huachicolero” es aquel que elabora o vende bebidas destiladas adulteradas o que roba o vende combustibles robados y/o adulterados.

Desde hace años se ha reportado como la llamada “ordeña” de ductos le cuesta miles de millones de pesos anualmente a Pemex. Se estima que de 2009 a 2012 el valor de los combustibles robados fue de aproximadamente 62 mil 700 millones de pesos, mientras de 2013 a 2016 superó los 97 mil 200 millones. En esos ocho años se robaron poco más de 14 millones de litros.

Tan buen negocio es el robo de gasolinas y diésel que, de ser un delito que empezó siendo perpetrado por pequeñas bandas locales, hoy es controlado por los cárteles del narco y representa la segunda fuente de sus ingresos.

Curiosamente, los “huachicoleros” no aceptan ser criminales y en diversos videos que hay en la red aparecen justificando sus actos, diciendo que lo único que están haciendo es robarle a un gobierno de ladrones o de un Pemex comandado por ladrones. Peor aún, afirman que no se roban nada porque lo que produce la petrolera le pertenece al pueblo, o sea a ellos. Algunos aseguran que, a diferencia de otros criminales, no le hacen daño a nadie, olvidándose que sus delitos afectan de una manera u otra a todos los mexicanos. Como ocurre en otros tipos de delitos, hay familias completas dedicadas al ilegal negocio.

Alrededor de los “huachicoleros” se está creando una nueva y funesta cultura que por medio de corridos y cumbias pretende posicionarlos como ladrones que únicamente les roban a ladrones.

Esto, en una sociedad harta de tanta corrupción e impunidad, puede ser muy peligroso e incontrolable.

Debe quedar claro que los “huachicoleros” son criminales peligrosos que, como tantos, gozan de una casi absoluta impunidad.

La semana pasada murieron en Puebla cuatro soldados y seis civiles durante un enfrentamiento entre el Ejército y una banda de “huachicoleros”.

ruizhealytimes.com

Twitter @ruizhealy

eruizhealy

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS combustibles Huachicol huachicolero pemex
MÁS DE OPINIÓN

EU, asunto de seguridad nacional No. 1 de México

Hace 3 meses
Capital Digital

País fallido

Hace 3 meses
Capital Digital

El pico del pollo

Hace 3 meses
Capital Edomex
Capital Digital

Alfredo Del Mazo Maza

Capital Digital