Capital
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Opinion / 

Cuento de nunca acabar

Alfredo Albiter
Alfredo Albiter alfredo.albiter@capitalmedia.mx
Hace 4 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Un amigo, personaje que, entre sus actividades pasadas fue custodio de un Centro de Prevención y Readaptación Social, me platica lo ingrato que llega a ser el trabajo, la exposición que se da al contacto con los delincuentes; “los de verdad, Pollo, no los ocasionales o casuales”, el papel que juegan los familiares, (adentro y afuera), así como los lazos, casi inquebrantables que se forman…Me aclara, no todo es trágico, no al principio, se va haciendo, sí claro y no es por culpa de internos, diría que es una cuestión de deficiencia en la atención de, por lo menos, las tres primeras etapas de quienes son encarcelados…Te explico alado. Lo primero es que la esperanza de salir pronto te mantiene con el ánimo arriba, eres optimista y colaboras casi en todo, obvio también le huyes a cualquier situación de enfrentamiento o conflicto por temor a que eso sea un pretexto para no darte la libertad. Aplica para los “primerizos”. La confianza y la fe, se empieza a cansar cuando pasa el tiempo y no sales. Se acentúa cuando te explican no va a ser fácil, porque hay pruebas no esperadas que cambiaron el curso del proceso…Imagina cuando te dicen que pese al esfuerzo te van a sentenciar… El dolor y la desesperanza te invaden, súmale a quienes presumías de que saldrías de un momento a otro, ahora te “cargan pila” y se manchan contigo…Faltan más procesos (tiempos y estados de ánimo), pero desde que se ingresa hasta este momento que te platico sabes ¿cuántas veces has visto a los psicólogos? máximo dos y no precisamente cuando tu estado de ánimo lo reclamaba. ¿De quién es la culpa?, de nadie. La carga de trabajo evita un seguimiento de los casos y cuando adentro pierdes la esperanza, ¡ya se jodió todo!

La rabadilla del Pollo

Pollos en el tejado me dicen que el número de llamadas de extorsión aumentó considerablemente en el segundo trimestre del año (a celulares y fijos), pero, por desgracia este tema ya escaló al grado de que ahora lo están haciendo cara a cara…Cierro pico. Shalom.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS custodio esperanza investigaciones Prisión
MÁS DE OPINIÓN

Aeropuerto de Toluca

Hace 2 semanas
Alfredo Albiter

Invertir la pirámide (Due)

Hace 1 mes
Alfredo Albiter

Un nuevo organismo

Hace 2 meses
Alfredo Albiter
Vladimir Galeana

Martí Batres Guadarrama

Vladimir Galeana