Capital Edo Méx
WWW.CAPITALEDOMEX.COM.MX
Miércoles 11 de Diciembre 2019
UnidadInvestigación
| | |

Fortaleza y asombro, tónica en la exhibición de motocicletas de policía

nacional

17 de Noviembre 2019

Por Erick Galicia Lozano y Gabriela Ávila García

México, 17 Nov (Notimex).- Destreza, tenacidad y fortaleza fueron nuevamente las virtudes que mostró el cuerpo de la policía motorizada al iniciar las actividades de los Séptimos Juegos Latinoamericanos de Policías y bomberos 2019 en el Zócalo de la Ciudad de México.

Con la participación especial del cuerpo femenino, los policías motorizados iniciaron sus actividades a bordo de sus bólidos de media tonelada de peso y poderosos motores de mil 900 centímetros cúbicos, a la entrada de la Avenida 20 de Noviembre.

Al llamado de “enciendan motores”, hicieron rugir sus unidades, arrancando la ovación de los presentes, muchos de ellos que inevitablemente trajeron a su mente la imagen que Pedro Infante grabó en la memoria popular, con la película “A toda Máquina”.

Y es que a partir de su participación en esa joya del cine mexicano, el cuerpo motorizado de la Policía de Tránsito adquirió la tradición de mostrar al pueblo su destreza para domar a los “monstruos” en los que dan servicio día a día.

Además, el cuerpo femenino también hizo gala de su fortaleza al participar junto con sus compañeros en las primeras acrobacias, con la forma “La orquídea”, en la cual se requiere del motociclista y seis elementos para formar “la flor”.

A esta proeza le siguieron “La tamaulipeca” y “El escorpión”, entre otra, ovacionadas con gran entusiasmo por los asistentes, entre quienes se encontraban niñas y niños que sentados en los hombros de sus padres, miraban asombrados.

“Papá, papá, yo quiero una moto así”, comentó una niña que no dejaba de patalear en los hombros de su joven progenitor, quien con cariño aguantaba la euforia de su pequeña.

En efecto, las motos ya no son sólo para niños. Atrás quedaron los tiempos que diferenciaban la preferencia de hombres y mujeres, y prueba de ello es que las niñas y las mujeres fueron las más entusiastas de la exhibición.

El evento terminó con una última proeza, una monumental pirámide en la que participaron seis motocicletas y por lo menos una veintena de policías de tránsito, hombres y mujeres, quienes se tomaron su tiempo para terminarla, hasta la punta, ante el asombro de los asistentes.

-Fin de nota-

 

NTX/EGL-GAG/DAP/LVR