Capital
PUBLICIDAD
Domingo 20 de Enero 2019

Domingo 20 de Enero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Prospera el negocio de materiales reconstruidos

Material eléctrico. Foto: Especial Foto Capital Media
|
21 de Mayo 2018
|
Inseguros cuatro de cada 10 de los componentes eléctricos

En México, la falsificación de material eléctrico, reconstrucción y productos de origen chino se ha disparado exponencialmente en los últimos años y pese a los riesgos que implica su uso, este tipo de artículos sigue vendiéndose indiscriminadamente, ya que se estima que cuatro de cada diez materiales en el mercado son pirata, situación que está poniendo en jaque las finanzas de este sector.

Por el sobrecalentamiento, una mala instalación y sobre todo la falta de cumplimiento de las normas oficiales, el uso de este materia es responsable del 60% de los incendios en hogares, por lo que urge una concienciación de la ciudadanía para no poner en riesgo su vida y su patrimonio, señaló Jorge Franco González, presidente de la Confederación Nacional de Comerciantes de Material y Equipo Eléctrico (Conacomee).

En entrevista para CAPITALMEDIA, refirió que el fenómeno de la piratería ya no es exclusivo de los fayuqueros o vendedores ambulantes que venden artículos robados o similares, sino que varias empresas se están dedicando hoy en día a comercializar productos refacturados o reconstruidos.

“La piratería en este sector es algo escalofriante, en el tema del producto pirata se hablaba de 35 y hasta 40 por ciento del mercado, lo que más sorprende es que se tienen identificadas marcas, con empaques, etiquetas y muy en especial la facilidad para adquirirlos”.

En este sentido comentó que como en cualquier cosa actualmente, las redes sociales como Facebook y Twitter son las plataformas donde más se  están vendiendo a muy bajos precios esta clase de materiales, que en teoría sólo podrían ser surtidos por una empresa legalmente establecida.

“En el Marketplace de Facebook, basta con colocar en el buscador, lo que requieres y aparece, buscamos el cable THW que es el básico para instalaciones domésticas, nos topamos con perfiles que usan imágenes de películas y lo ofertan a mitad de precio”.

Señaló que si bien esta situación se da en todo el mundo, no sólo en México, al menos en otros países la protección intelectual es más fuerte.

Precisó que, además artículos robados, desafortunadamente, las copias de material eléctrico llegan de Asia y es difícil entablar una demanda en otro país, sin considerar que las demandas por propiedad intelectual son costosas y lentas, además, prácticamente este fenómeno es propiciado por el comprador.

Según cifras oficiales de la confederación, cada año en México se importan 150 millones de pesos en mercancías eléctricas que no reúnen los mínimos de calidad exigida por la norma oficial mexicana, para el caso del Estado de México, el empresario indicó que la piratería de esta clase de material ha ido “ganando terreno”, generando ventas anuales por casi 30 mil millones de pesos.

Productos de mala calidad En el mercado informal, tianguis y ferreterías pequeñas se suelen venden accesorios electrónicos pirata, donde los principales artículos son: focos, clavijas, enchufes, extensiones, fusibles, balastras, interruptores y cable.

Franco González, indicó que este tipo de productos fácilmente pasan desapercibidos por la ciudadanía, sin considerar que se trata de mercancía que fue rechazada en otros países, por presentar defectos de fabricación, que funcionan mal, que fueron producidos a precios muy bajos y sobre todo que no siempre sirven.

“Los productos eléctricos piratas, tienen una vida útil de tres años, mientras que las de los accesorios de marca, es de entre 10 y 20 años, no hay comparación, sólo falta concientizar a la sociedad”, dijo.

Destacó que los productos contrabandeados, pueden provocar con mucha facilidad un corto circuito, especialmente un cable de aluminio que están haciendo pasar por cobre, lo cual está causando una serie de desperfectos terribles.

“Un cable que cuesta 700 pesos el kilo, se puede adquirir hasta en 300 pesos, tiene su empaque y logotipos (ilegales), un foco que cuesta 30 pesos lo compran en diez, pero no hay comparación”.

Consideró que es muy importante que cuando se compre algún producto eléctrico, se haga en establecimientos legalmente establecidos y verificar que se cumpla con las normas mexicanas establecidas, agregando que existe un listado de las marcas en la página oficial de la confederación.

“El popular dicho ‘lo barato sale caro’ es real, para muchas personas resulta atractivo comprar productos a menor precio, pero éstos en la mayoría de los casos son falsificaciones de marca y su adquisición resulta contraproducente”.

Respecto al robo de cable, señaló que este ilícito se sigue cometiendo indiscriminadamente a gran y pequeña escala, afectando principalmente a los ayuntamientos y a empresas inmobiliarias que se encuentran desarrollando una obra.

Explicó que debido a que algunas empresas recicladoras adquieren el cable robado a muy bajos costos en comparación de comprar el cobre por la vía legal, este ilícito se ha ido incrementando con el paso de los años.

Destacó que, este problema ha traído pérdidas económicas muy fuertes, las cuales según información de la Comisión Federal de Electricidad, se calculan por encima de los cinco millones de pesos.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Recupera IEEM material electoral [Leer más]

Prospera el negocio de materiales reconstruidos [Leer más]

Cocemin aconseja el uso de celdas solares [Leer más]

Desperdician 80% de luz por aparatos conectados [Leer más]

Recomendados