Capital
Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital =
Dibujo: Especial
Capital México

Divorcio crea niños violentos y resentidos

SEGUIR LEYENDO V
Divorcio crea niños violentos y resentidos Por Capital Digital Hace 3 meses

Enojo, agresividad, malas calificaciones y resentimiento, son algunos de los problemas de personalidad y conducta que padecen los niños que viven un proceso de divorcio de sus padres.

El Centro de Especialización de Estudios Psicológicos en la Infancia (CEEPI) refiere que el grado de agresión que viven la mayoría de las familias que enfrentan un proceso de divorcio es muy alto, puesto que los padres se llegan a convertir en dos enemigos y los que llevan la peor parte son los niños pequeños.

La directora del Centro, Claudia Sotelo Arias, expuso que muchos papás no se dan cuenta del daño que les causan a sus hijos. “Los menores no pueden procesar esos niveles de agresión, no entienden lo que sucede y en la mayoría de las ocasiones se culpan por ello, lo cual es injusto”.

En un proceso de terapia psicológica, refiere, uno de los grandes objetivos es detener la violencia y concientizar a los padres del daño que hacen a sus hijos. De acuerdo con datos del CEEPI, ocho de cada 10 parejas con hijos y que viven un proceso de divorcio presentan índices de agresión muy altos; de hecho, en casi todos los casos los hijos se sienten responsables de tal separación.

Algunos de los efectos que padecen los niños al enfrentar este proceso son malas calificaciones, emociones negativas, agresiones hacia sí mismos y hacia sus compañeros, un profundo sentimiento de desesperanza y culpabilidad, entre otros.

Por ello, la directora del CEEPI sostuvo que en estos casos es fundamental que acudan a terapia psicológica.

“El objetivo es deslindar al niño del conflicto, lo cual puede lograrse rápidamente. Lo más complicado es que los padres tomen conciencia del daño que le están haciendo a sus hijos y que comprendan que se divorcian de su pareja, pero no de sus hijos”, dijo.

En México, la entidad que más casos registró en 2016 fue el Estado de México con 19 mil 944 divorcios oficiales, según datos del Inegi.

Tlaxcala fue el estado que menos divorcios registró en el mismo periodo.

MÁS ESPECIALES
Star Wars la fuerza continúa
Hace 24 horas
Velocidad, mala consejera
Hace 2 días
Japoneses comen mejor que nadie
Hace 3 días