Capital Edo Méx
WWW.CAPITALEDOMEX.COM.MX
Domingo 08 de Diciembre 2019
UnidadInvestigación
| | |

Los comentarios de Trump y la ley sobre los uigures alejan un acuerdo entre EEUU y China

LYNXMPEFB30H1.jpg,FOTO DE ARCHIVO: Un oficial de policía chino en su puesto en la carretera cerca de lo que oficialmente se llama un centro de educación vocacional en Yining, en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, China, el 4 de septiembre de 2018. REUTERS/Thomas Peter/File Photo; Crédito: Thomas Peter, Reuters

04 de Diciembre 2019
USA-CHINA-XINJIANG:Los comentarios de Trump y la ley sobre los uigures alejan un acuerdo entre EEUU y China

Por Se Young Lee y David Brunnstrom

WASHINGTON/PEKÍN, 4 dic (Reuters) – Los comentarios del presidente estadounidense Donald Trump de que un acuerdo comercial con China podría tener que esperar hasta finales de 2020 y un proyecto de ley de la Cámara de Representantes que apunta a los campos para musulmanes en Xinjiang han puesto en duda la posibilidad de que se cierre un acuerdo a corto plazo que ponga fin a la guerra comercial.

“En cierto modo, me gusta la idea de esperar hasta después de las elecciones para el acuerdo con China. Pero ellos quieren hacer un trato ahora, y veremos si el acuerdo va a estar bien o no”, dijo Trump a periodistas en Londres el martes, lo que provocó una fuerte caída de la renta variable y una huida hacia los bonos del Estado.

La aprobación por parte de la Cámara de Representantes de Estados Unidos de un proyecto de ley que exige que la Administración Trump endurezca su respuesta a la represión de China contra los musulmanes uigures en la región occidental de Xinjiang también ha enfurecido a Pekín.

Varias fuentes familiarizadas con la postura de Pekín dijeron a Reuters que la escalada de tensiones provocada por el proyecto de ley de Xinjiang podría poner en peligro el llamado acuerdo de primera fase, que ya está plagado de desavenencias y complicaciones. Ante la inminente entrada en vigor, en menos de dos semanas, de una nueva ronda de aranceles estadounidenses sobre los productos chinos, está ganando fuerza la posibilidad de que haya un nuevo desencuentro.

Una de las fuentes, un representante del Gobierno chino que no quiso ser identificado, dijo que Washington y Pekín podrían tardar mucho tiempo en cerrar un trato si no encuentran la forma de llegar a un acuerdo mientras “el hierro está caliente”.

Los negociadores de ambos países han continuado trabajando en la “fase uno” del acuerdo comercial, pero fuentes familiarizadas con las conversaciones dicen que Pekín y Washington todavía están discutiendo sobre los detalles, incluyendo si se eliminarán los aranceles existentes de Estados Unidos sobre productos chinos y cuántas compras adicionales de productos agrícolas de Estados Unidos realizará China.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo el martes a la CNBC que las negociaciones comerciales a nivel técnico con China continúan, pero que no se han programado conversaciones comerciales de alto nivel. Los nuevos aranceles planeados sobre las importaciones chinas entrarán en vigor el 15 de diciembre si no hay un progreso significativo en las conversaciones o un acuerdo, dijo.

Otro representante chino, que también se negó a ser identificado, advirtió de que la implementación por parte de Estados Unidos de la nueva ronda de aranceles programada para el 15 de diciembre será replicada con nuevos gravámenes en China; un panorama que, según dijo esta fuente, desbarataría seriamente las negociaciones en curso.

Array

LEY UIGUR

El proyecto de ley sobre los uigures, que fue aprobado en la Cámara de Representantes controlada por los demócratas, exige que el presidente de Estados Unidos condene los abusos contra los musulmanes y pida el cierre de los campos de detención en Xinjiang. Hace un llamamiento a Trump para que imponga sanciones por primera vez a un miembro del poderoso politburó chino, el secretario del Partido Comunista de Xinjiang, Chen Quanguo.

Pekín calificó el proyecto de ley como un ataque malicioso contra China, exigió a Estados Unidos que impida que se convierta en ley y dijo que actuará para defender sus intereses en caso de ser necesario.

El proyecto de ley uigur aún tiene que ser aprobado por el Senado, controlado por los republicanos, antes de ser remitido a Trump. La Casa Blanca aún no ha dicho si Trump firmaría o vetaría el proyecto de ley, que contiene una disposición que permite que el presidente renuncie a las sanciones si determina que hacerlo sería de interés nacional.

Dilxat Raxit, portavoz del Congreso Mundial de los Uigures, dijo en un comunicado que el proyecto de ley de la Cámara de Representantes es una acción importante para oponerse a la “campaña persistente de China hacia la persecución extrema” y que la organización espera con impaciencia que se convierta en ley.

Array

(Información de David Brunnstrom, Patricia Zengerle y Matt Spetalnick en Washington, Steve Holland y William Schomberg en Londres, Se Young Lee y Huizhong Wu en Pekín; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid)